Si buscas una actividad para cuidar tu espalda y tu zona abdominal, el fisio-pilates puede ser perfecto para ti. Pero, ¿qué es exactamente el fisio-pilates y cuáles son sus beneficios? Hoy te cuento todos los detalles:

Principios básicos del método Pilates:

  • Concentración: cada movimiento se controla cuidadosamente y la mente necesita permanecer alerta.
  • Respiración: Es vital para la correcta realización de los ejercicios de pilates.
  • Centro: Se refiere a los músculos abdominales y musculatura del suelo pélvico. Controlar el centro evita lesiones en la columna vertebral.
  • Control: fortalecemos el cuerpo trabajando en contra de la gravedad con movimientos lentos y controlados.
  • Precisión: La ejecución precisa de los movimientos es clave para la efectividad de la técnica Pilates, esto se logra con paciencia, práctica y concentración.
  • Movimientos fluidos: los movimientos deben ser los más suaves posibles.
  • Aislamiento: necesitamos desarrollar plena conciencia de las diferentes partes de nuestro cuerpo para poder trabajar un grupo de músculos mientras se mantiene la postura, la respiración y el alineamiento corporal correcto.
  • Rutina: con la creación de una rutina y práctica regular, mejoraremos nuestra técnica y destreza.

Beneficios del método Pilates:

  • Mayor equilibrio: tomamos consciencia de nuestro cuerpo.
  • Menos estrés: relaja.
  • Una digestión más eficiente: debido a que tonifica y fortalece los músculos del estómago.
  • Aumenta el aporte de oxígeno: se obtiene un nivel de energía superior, mejorando la salud muscular y mayor claridad mental.
  • Mejora la circulación: mejor aporte de oxígeno y eliminación de toxinas.
  • Refuerza el sistema inmunológico: mejora el sistema linfático.
  • Modela el cuerpo: se consigue una figura más estilizada.
  • Mayor fuerza y coordinación: se moverá con mayor gracia y agilidad.

La gimnasia abdominal hipopresiva (GAH) es un conjunto ordenado de ejercicios posturales rítmicos en distintas posiciones y que son realizados en apnea espiratoria.
En su origen fue concebida en el marco de la prevención post-parto, su objetivo era buscar una gimnasia abdominal que fuese beneficiosa para la faja abdominal sin efectos negativos sobre el suelo pelviano. Sabemos que los ejercicios abdominales clásicos tienen un efecto negativo sobre el tono del suelo pélvico en las mujeres además de un impacto en la patología de los prolapsos pelvianos.
La GAH se realiza en hipopresión por lo que eliminamos los efectos negativos de la presión intraabdominal sobre el suelo pélvico y contribuye al ascenso de las vísceras. Nos ayuda también a reducir centímetros de la cintura y aplana el abdomen.

El ejercicio terapéutico es controlado y dirigido en todo momento por el fisioterapeuta, cualquier persona puede practicar pilates mientras que la GAH está contraindicada en el embarazo y en la hipertensión.