Escuchar o leer, ¿Qué te apetece más?

Podcast de mi colaboración con Ràdio l’Om.

La prótesis de cadera sustituye la parte superior del fémur y la parte de la pelvis donde se asienta para restaurar su función. Existen diversos tipos de prótesis que el cirujano elegirá en función de su patología.

Este es uno de los tratamientos que los fisioterapeutas solemos hacer en el domicilio del paciente, puesto que las primeras semanas la movilidad del paciente queda limitada.

La prótesis total de cadera ha puesto remedio a las dolencias de esta articulación que causaban invalideces importantes, pero con ello se introduce un elemento extraño en nuestro cuerpo que debe cuidarse y protegerse. El buen resultado, dependerá de la técnica quirúrgica y de los cuidados postoperatorios y la fisioterapia aplicada a esta cadera.

La mayoría de pacientes superan los 65 años por lo que estamos ante una población con problemas degenerativos a nivel articular y que pueden tener otros factores asociados. La fisioterapia desde el primer día es fundamental, tanto en la fase postquirúrgica como en la de convalecencia en el domicilio, en la que además ayudaremos al paciente y a su familia con la adaptación del entorno.

Tenga especial cuidado con los animales domésticos, retire las alfombras y cualquier cable u obstáculo que pueda haber en el suelo, instale barandillas en las escaleras, y añada cojines a los asientos que utilizará para mantener las caderas elevadas.

Las primeras semanas se tiene que mantener la pierna completamente alineada, es decir, que no gire ni hacia dentro ni hacia fuera, en la cama hay que estar estirados boca arriba, con las piernas ligeramente separadas.

Para levantarse tiene que situar el lado sano en el borde de la cama, bajar la pierna sana e incorporarse lo más recto posible desplazando la pierna operada fuera de la cama, no se preocupe, es más fácil de lo que parece, los fisioterapeutas del hospital irán el primer día que se levante y le enseñarán. Al principio necesitará ayuda.

Sentado utilice una silla alta para que las caderas estén en ángulo de más de 90º y no puede cruzar las piernas. Utilice una silla con apoyabrazos porque los necesitará para levantarse.

En el baño al duchase mejor si está de pie o sentado en una tabla, coloque material antideslizante en el suelo. Y en el váter, ponga un alza para que las caderas queden altas al sentarse.

Si tiene que subir escaleras al principio lo hará subiendo los escalones de uno en uno, al subir suba con la pierna sana, recuerde que los buenos van al cielo, y al bajar primero la pierna operara, recuerde que los malos van al infierno.

Las sesiones de fisioterapia consistirán en ejercicios que se harán en distintas posiciones: tumbado, sentado y de pie. Adaptaremos la marcha a cada fase en que se encuentre, le enseñaremos a caminar con andador, con bastón y después sin ayudas técnicas.

Como recomendaciones generales deberá evitar el exceso de peso.
Se recomienda realizar paseos frecuentes evitando grandes distancias. Evite levantar o llevar objetos pesados.
Pasados unos meses cuando retome sus actividades de ocio elija aquellas que su práctica no represente una postura forzada o un esfuerzo excesivo.