Escuchar o leer, ¿Qué te apetece más?

Podcast de mi colaboración con Ràdio l’Om.

La incontinencia de orina es un tema que preocupa mucho a la mujer actual, nuestras madres y abuelas padecían en silencio este problema, resignadas al uso de compresas absorbentes de por vida, pero las mujeres actuales somos muy activas, trabajamos dentro y fuera de casa, nuestra vida es muy dinámica y no puede estar condicionada por un inoportuno escape de orina.

Hay varios tipos de incontinencia de orina como la que se produce ante un esfuerzo, por ejemplo al coger un peso o al toser. Por otro lado está la incontinencia de urgencia, que se produce cuando de repente se sienten unas ganas incontrolables de orinar, suele producirse al llegar a casa, en el ascensor, al sacar las llaves o mientras te bajas la ropa interior en el mismo baño. Y otras incontinencias son mixtas.

Las guías de urología sitúan los tratamientos de fisioterapia como la primera línea de tratamiento, incluso por delante de la medicación.
Voy a contar un poquito en qué consiste una sesión de fisioterapia en suelo pélvico para la incontinencia de orina de urgencia. De la historia clínica, nos interesan especialmente los antecedentes urológicos, ginecológicos y obstétricos, como el número y tipo de partos, cirugías y tratamientos previos.

Te pediré un diario miccional, que consiste en anotar varios días el número de veces que orinas, la cantidad de líquidos ingeridos y los escapes de orina. Te haré una valoración del suelo pélvico que consiste en pedirte una contracción de la musculatura para valorar la calidad de la contracción y la fuerza.

Los tratamientos de fisioterapia más eficaces en la incontinencia de orina de urgencia son la educación comportamental, regulando la ingesta de líquidos a lo largo de todo el día y evitando las micciones de precaución, es decir, si vas a salir de casa y has orinado hace 30 minutos, no debes orinar “por si acaso” ya que tu vejiga se habitúa a vaciarse con más frecuencia de la normal, como media deben pasar un mínimo de unas dos horas entre micciones. No te apures, si tienes este tipo de incontinencia esto te puede parecer imposible, pero en pocos días de tratamiento se consiguen resultados. Saber controlar la musculatura del suelo pélvico te ayudará en los momentos en que tengas la urgencia para que puedas llegar al baño.

Utilizaremos también la neuromodulación percutánea del nervio tibial que consiste en la aplicación de corriente de baja intensidad a través de una aguja de pequeño calibre, que se pinchará en la pierna. Todos son tratamiento fáciles de aplicar, seguros e indoloros y sin apenas contraindicaciones.
Estos tratamientos te aporta calidad de vida, ayudándote a que retomes una vida activa, a que puedas salir sin necesidad de tener los baños públicos controlados e incluso volviendo a practicar deporte.

Hablaremos otro día de la incontinencia en los hombres, más frecuente tras cirugías de próstata y de otro tipo de incontinencias como la orina de esfuerzo, o la incontinencia anal.