Escuchar o leer, ¿Qué te apetece más?

Podcast de mi colaboración con Ràdio l’Om.

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y vísceras del que las mujeres suelen tener conocimiento por primera vez durante el embarazo, la fisioterapia en la embarazada tiene un papel muy importante desde la prevención de la incontinencia urinaria al final del embarazo y en el posparto.

Alrededor del 40% de las mujeres presenta incontinencia urinaria durante el embarazo y el 20% durante el posparto, aumentando esta cifra con el paso del tiempo. Además de prevenir los problemas del suelo pélvico, tratamos el dolor de espalda y se mejora el control de los músculos implicados en el parto.

Durante las clases de preparación a la maternidad se enseñan ejercicios globales para tener una mejor condición física, la preparación a la maternidad es una carrera de fondo en la que nos preparamos para el parto y para la crianza del bebé. Los ejercicios globales nos ayudan a mantener buen tono muscular, se trabaja más intensamente las piernas, por el aumento de problemas de retorno venoso, la espalda y los brazos son las otras zonas tratadas de manera global.

En cuanto a los ejercicios específicos trabajaremos la musculatura del suelo pélvico con el fin de que la mujer tome conciencia de la misma, buscando la prevención de las incontinencias y que el conocimiento de esta musculatura facilite su recuperación en el posparto. Para ello realizaremos un entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico, más conocido como ejercicios de Kegel. Otros músculos importantes para trabajar son el diafragma y los abdominales.

Se trabaja la elasticidad de la musculatura del suelo pélvico con masaje de los músculos del periné, con la finalidad de aumentar la elasticidad de los tejidos y facilitar su distensión durante el paso del bebé por el canal del parto. Se trabaja primero con masaje y después con el epino, que además también se utiliza para percibir las sensaciones que tendrá la mujer al paso del bebé.

La clase con la pareja es para enseñar los ejercicios y posturas facilitadoras para disminuir el dolor durante el período de dilatación, esto hará mucho más llevaderas las contracciones de la fase de dilatación. Por ejemplo sentarse en una pelota con el apoyo de la pareja detrás produce un bienestar y facilita el movimiento entre contracciones para tener menos dolor. Hay posturas de pie, sentada en la pelota, acostada de lado, sentada al borde de la cama, tumbada, dependiendo de la fase del parto y de la utilización o no de anestesia.

En la clase de pujos se enseña la respiración y la manera de pujar activando los distintos músculos que intervienen en el parto, los más importantes son el diafragma y el transverso profundo del abdomen.

Una mujer informada está más preparada para afrontar el embarazo, parto y posparto con más fuerza.

La fisioterapia obstétrica complementa el trabajo de ginecólogos y matronas que se verá altamente beneficiado de la intervención del fisioterapeuta.
En el posparto a partir de la 6ª semana, es decir, cuando pasa la llamada cuarenta, y una vez recibida el alta de la matrona y/ ginecólogo, será el momento de valorar el suelo pélvico e iniciar el tratamiento de recuperación, la mujer ya ha sido entrenada para trabajar la musculatura del suelo pélvico durante el embarazo por lo que está haciendo ya su tratamiento domiciliario desde el posparto inmediato. Se hace la valoración abdominal, para ver posibles diástasis de los rectos del abdomen, esto es que la musculatura se separa y queda un hueco que podría ser un punto débil del abdomen y a partir de la 8ª semana valorar el suelo pélvico para ayudar a devolverlo a su estado anterior al parto. En caso de cicatrices por episiotomía o cesárea si estas son tratada disminuye el dolor y se devuelve la elasticidad al tejido, la episiotomía en ocasiones produce dispareunia, dolor durante el coito por lo produce una disfunción sexual que debe ser tratada para retomar una vida sexual satisfactoria.

Si estás embarazada y tienes cualquier dolencia como el dolor de espalda o incontinencia de orina, gases o heces consulta al fisioterapeuta, podemos ayudarte y que tengas una mejor calidad de vida.