Hola, en FisioAmanda estamos en continua búsqueda de los mejores profesionales con los que trabajar en equipo, a partir de ya tenemos una nueva compañera, ella es María Sebastián Machí, Dietistas nutricionista, colegiada CV-415, vendrá los miércoles por la tarde, cita previa en el 961233892.
Os dejo sus consejos acerca de cuándo pedir cita con el dietista-nutricionista.

Según la Federación Europea de las Asociaciones de Dietistas-Nutricionistas (EFAD):
“El dietista-nutricionista es una persona cualificada y legalmente reconocida para poder aconsejar una buena alimentación, tanto para grupos de personas o de individuos en buen estado de salud, como de los que necesitan un régimen terapéutico”.
Sabiendo esto y volviendo a la pregunta de la entrada… ¿Sabrías reconocer en qué casos sería beneficioso para su salud visitar a un dietista-nutricionista?
El motivo que más se conoce es para la pérdida de peso. Sin embargo, cuando se está por debajo de un rango de peso saludable, el dietista-nutricionista, nos guiará en la alimentación para aumentar de peso de una manera sana. Recordemos que ambos extremos son peligrosos, tanto el exceso de peso que nos puede llevar a una obesidad, como el bajo peso que (aunque no siempre), puede estar relacionado con trastornos de la conducta alimentaria, ya sean bulimia o anorexia.
Otro caso importante es el caso de mujeres embarazadas o en lactancia. En mujeres embarazadas es importantísimo controlar, entre otros, los niveles de ácido fólico y hierro.
Además de ayudar a mejorar o controlar situaciones que se dan de manera habitual, como náuseas, vómitos, estreñimiento… Y durante la lactancia debemos tener en cuenta que nuestro consumo energético diario es un poco más elevado que en un adulto sano. De
manera, que debemos adaptarnos a esta situación, además de aportar durante la alimentación
vitaminas del grupo B, vitamina D, hierro… ya que esto pasará al bebe a través de la leche materna.
Cuando tenemos alguna patología. Si no tomamos medicamentos para controlarla debido a que los niveles están muy poco elevados; es muy recomendable actuar rápidamente con la alimentación, ya que seguramente conseguiremos bajar a niveles normales y evitar una posterior medicación. Si por el contrario, ya tomamos medicamentos, con la ayuda de un dietista-nutricionista podremos ver como aumenta en gran medida nuestra salud y alimentación. Esto es debido a que ciertos medicamentos interfieren con la absorción de algunos nutrientes, por lo que deberíamos controlarlo.
Muchas personas mayores, tienen problemas de masticación, deglución… o padecen alguna enfermedad en la que se requiere que una segunda persona les ayude a alimentarse. En estos casos, el dietista-nutricionista guiará a la persona de apoyo del paciente en técnicas o utensilios de cocina (plato, vaso…) que podrían mejorar la autonomía del paciente. Así como adaptar la energía diaria a las personas de la tercera edad.
La alimentación infantil no es tarea fácil. Y es muy importante que los niños adquieran unos hábitos saludables desde la infancia, puesto que son los que mantendrán durante la edad adulta.
Para mejorar el rendimiento deportivo. La nutrición juega un papel clave, ya que se deben hacer planificaciones según la duración y esfuerzo de los entrenamientos. De manera, que no nos agotemos al poco tiempo de empezar por no haber aportado nutrientes esenciales y necesarios. O por estar mal hidratados.
Y por supuesto, para aclarar cualquier duda relacionada con la alimentación.